Tres consejos antes de comenzar a pintar


Comenzar la remodelación de tu hogar puede ser una de las cosas más emocionantes que hacer si buscas darle un cambio o un giro al ambiente donde resides, y lograr que esté más en conexión con tu estado de animo o situación actual. Tomar la decisión de pintar tu hogar, cambiar algunos colores y atreverte a modificar ese ambiente que hoy ya no te hace sentir conforme puede ser muy positivo para tu estado de animo y salud si escoges los colores y decoración adecuada, por ello te traemos estos tres consejos que te ayudarán a comenzar de manera exitosa tu camino hacia el cambio de imagen que le quieres dar a tus espacios.



El sol no pinta bien

Si vas a pintar y notas que el día está demasiado caluroso o el clima se muestra muy húmedo lo mejor es esperar a que el clima mejore y se torne más fresco. Esto se debe a que los climas muy calurosos o húmedos retrasan bastante el proceso de secado de la pintura, lo que hará el proceso más largo y tedioso. Otro punto a tener en cuenta es que el espacio que se pinte debe contar con un mínimo de ventilación, ya sean las puertas o ventanas abiertas. Esto se hace para permitir la circulación del aire, acelerar el proceso de secado y sobretodo evitar la concentración de gases y olores, que provienen de los químicos que contiene la pintura y pueden perjudicar tu salud causando molestias en las vías respiratorias.



Sin apuros

Tomate tu tiempo para decidir muy bien qué tono de color quieres emplear y cómo lo vas a aprovechar al máximo. Aunque la variedad de colores pudiera hacerte sentir abrumado, lo mejor es que te tomes el proceso con calma y revises una por una las opciones de tu preferencia hasta dar con la pintura que cubra todas tus expectativas. También es importante tomarte un tiempo para investigar cuáles pinturas son de mejor calidad, puesto que el acabado final no solo tiene que ver con el color que decidiste sino con la calidad de la pintura que has comprado.



Todo de calidad

No solo la pintura debe ser de buena calidad, los rodillos y las brochas que uses también. Una buena brocha puede ser más costosa pero te permitirá pintar de manera más uniforme y con menos pintura, lo que significa un ahorro. Además, estarás seguro de que podrás usarla durante varios años.


Y si no te animas a pintar tu mismo, siempre puedes contratar un pintor profesional.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Carrera Comunicación Social. Opiniones de formación Universitaria con futuro

Pasto sintético para baseball